Homilía
Jesucristo Rey del universo B
25 de noviembre 2012

Primera lectura: Daniel 7: 13-14
Salmo responsorial: 93:1,1-2, 5
Segunda Lectura: Apocalipsis 1: 5-8
Evangelio: San Juan 18: 33b-37


El Señor Jesús

Aparecen siempre distintos estilos de liderazgo. Como padres de familia, maestros, sacerdotes y plomeros, en donde hay autoridad, se encuentran diferentes maneras para expresarla. "Soy tu mamá."  "Me vas a obedecer."  "Ya habíamos decidido no utilizar la tarjeta de crédito."  "No me entregaste la plata de la semana."  En cada caso, desean controlar las circunstancias con sus palabras.

Ser discípulo de Jesús da otra posibilidad.   Pilato pregunta sobre el poder y Jesús contesta sobre la autoridad. Van paralelos los dos en su confrontación, pero nunca se encuentran; no habrá jamás un entendimiento mutuo.  La cultura oriental de Jesús encuentra su perfección, no por acumular bienes, sino por regalarlos.  El procurador romano representa el poder imperial que recoge cosas y servicios de los vencidos.

Poderes colonialistas han sometido poblaciones indígenas aquí y en otros continentes, borrando raíces y creando sus gobiernos, no de la participación, sino de la opresión.  Europa aplastó con armas y enfermedades a las gentes y culturas que no eran de ella.

Esta conquista por la espada se llevó a cabo aprovechando la excusa de la cruz como un revivir de las cruzadas y la inquisición. La acompañaron católicos como también protestantes.  No se hizo en nombre del Dios de Jesucristo, sino en honor a otro Dios que, a la vez que quemaba herejes en Europa, también alimentó el sol mesoamericano con sangre y corazones.   Eduardo Galeano en Memoria del fuego dice que este dios del Miedo "tiene dientes de rata y alas de buitre".

Nosotros hemos proclamado a este dios  para imponer la esclavitud y el genocidio.  El Dios de Jesús es distinto; el Dios de Jesús es amor y su único rito es la vida humana que se comparte con el prójmo.
Al ser tentado por lo diabólico, Jesús rechazó el poder que manipula: rehusa controlar a la gente con cantidades de pan; no remplaza la agenda de Dios por una de milagrerismo; no anhela dividir para mandar (Mateo 4,1-11).  Sólo escoge a acompañarnos, trayendo a los muertos, ciegos y endeudados a una vida creadora, libre y esperanzada (Lucas 4,14-21).

El sentido de liderazgo en Jesús se fundamenta, no en dioses que se compran o se sobornan, sino en el Dios de la historia que acompaña a un pueblo en el caminar de su vida.  Entre nosotros no habrá maravillas y milagros, sino sólo la solidaridad y la espiritualidad humana.  El Dios de Jesús abraza a todos, no a unos cuantos.  En esta parroquia, la muerte de un bebé, la fiesta de cumpleaños que celebra una abuela, el bautismo de una niña, y los sueños inseguros de los novios pertenecen a todos nosotros. 

El liderazgo de cristianos, pues, jamás nos debe dividir.  ¿Cómo podemos aceptar las prioridades de los que se llaman cristianos de la derecha? Ellos son el egoísmo encarnado.  No somos los discípulos de Jesús si creemos más en el pasado que en el presente como nuestra puerta al futuro.  Sin la fe, somos un pueblo alienado por la  xenofobia y el genocidio. Se nos ha olvidado nuestra propia cara de inmigrante.

En los que pretenden ser nuestros líderes, no se nota el estilo de Jesús.  La mayoría no viven nuestras vidas. Los puestos en el gobierno están acompañados por grandes pensiones y derechos a hospital y clínica pagados enteramente por nosotros.  Ellos son millonarios y nosotros las multitudes en bancarota, entregadas por ellos a impuestos sin necesidad, industrias quebradas y sindicatos rotos.  Ellos usan la Constitución sólo para proclamar la apatía o tranquilidad y nunca el diálogo y la paz.  Y nosotros tragamos todo como el pez traga el anzuelo.

Tristemente, estos llegan a ser la norma para el liderazgo. Quizás aprenderemos mejor del estilo de Jesús, siempre uno de nosotros, viviendo lo que vivimos, muriendo nuestra muerte, llevándonos a la resurrección.
¿Cómo ejerce su liderazgo Jesús?  Y nosotros el nuestro?  

 

Donaldo Headley

Donaldo Headley se ordenó al sacerdocio en 1958. Se graduó con MA en filosofía y STL en teología de la Facultad Pontificia del Seminario de Santa María del Lago en Mundelein, Illinois.
Derechos de Autor © 2012, Donaldo Headley.
Todos los derechos reservados.
Se concede permiso para la reproducción para uso personal o uso parroquial.

Arte de Martin Erspamer, O.S.B.
de Religious Clip Art for the Liturgical Year (A, B, and C)
["Clip Art" religioso para el año litúrgico (A, B y C)].
Usado con permiso de Liturgy Training Publications. Este arte puede ser reproducido sólo por las parroquias que compren la colección en libro o en forma de CD-ROM. Para más información puede ir a: http://www.ltp.org/